Thursday, April 9, 2020

It's ok to say NO!

These days saying NO can be easy.

No, we can’t go to the park. It’s closed. 
No, we can’t go eat at your favorite restaurant. It’s closed. 
No, we can’t go to your friends house, we are not having playdates for now. 
No, you can’t use toilet paper to make a mummy custom right now. It’s hard to find toilet paper in the market sometimes.  

Other times it’s really hard.

No, I can’t play with you right now today is a workday at home. I can play when I am done. 
No, I can’t start this new project now because I am taking care of a little child at home on top of my part-time job. 
No, I have to take this call. Can you pitch in and stay with our daughter for an hour?
No, I can’t have lunch with everyone because I need to catch up on work. 
No, you can’t hit me when you are frustrated. I am going to help you. 
No, I can’t go on an online shopping spree because I am making less money. 
No, you can’t eat all the pirate booty in the pantry. Take one bag and save some for tomorrow. 
No, I have to get lunch ready. You can help me if you want to and after lunch we can play. 
No, I need to take a shower right now. 

Sometimes it’s necessary. It is necessary for your mental health and those around you. We are not striving for balance, we are striving for sanity. Saying NO is not painless or guiltless. The faces of disappointment will be hard to take in. You tears will heal you. We are all facing hard decisions. It’s ok to say NO!

____

En estos días decir NO es fácil.

No, no podemos ir al parque. Está cerrado.
No, no podemos ir a comer a tu restaurante favorito. Está cerrado.
No, no podemos ir a la casa de tus amigos.
No, no puedes usar papel higiénico para disfrazarte de momia. No hay papel higiénico en el mercado.

Otras veces es realmente difícil.

No, no puedo jugar contigo ahora. Es un día de trabajo en casa. Jugamos cuando termine.
No, no puedo comenzar este nuevo proyecto ahora porque estoy cuidando a un niño pequeño en casa además de mi trabajo actual.
No, tengo que contestar esta llamada. Quédate con nuestra hija una hora por favor.
No, no puedo almorzar juntos porque necesito ponerme al día con el trabajo.
No, no puedes golpearme cuando estás frustrado. Voy a ayudarte.
No, no puedo irme de compras en línea porque estoy ganando menos dinero.
No, no puedes comer todas las papitas de la despensa. Comete una y guarda otras para mañana.
No, tengo que preparar el desayuno. Puedes ayudarme si quieres y después de comer podemos jugar.
No, necesito bañarme ahora.

No es fácil pero a veces es necesario. Es necesario para la salud mental y para la de los que nos rodean. No estamos buscando equilibrio, estamos buscando cordura. Decir NO no es dolor y puede generar culpa. Las caras de decepción serán difíciles de asimilar. Tus lágrimas te sanarán. Todos enfrentamos decisiones difíciles. ¡Está bien decir NO!

No comments:

Post a Comment